---------- MESA REDONDA ----------


EL CAMPO DE CONIL A DEBATE:  PROBLEMAS Y SOLUCIONES

PARTICIPANTES (de izquierda a derecha en la foto):

Dña. Carmen Muñoz  Concejala de Campo del ayuntamiento de Conil

D. Antonio Santos  Coordinador de La Laja  

D. Juan Carlos Almazo  Portavoz de la Plataforma de Asociaciones del Campo  

D. Manuel García Presidente de la Asociación de Empresarios  

D. Sebastián (Chano) Gil  Presidente de la A.VV. “Campo de Conil”

MODERADOR:

D. Carlos Mougán Profesor de Filosofía en la Universidad de Cádiz

 

Nota.- Ésta es una trascripción de la Mesa Redonda celebrada en las III Jornadas del Patrimonio; La Laja, lo único que ha hecho es destacar en negrita algunas frases que nos han parecido más importantes o llamativas.

MODERADOR:

   Comenzamos, si os parece, el último acto de estas Jornadas sobre el Diseminado Rural. Os doy, como no puede ser de otra manera, en primer lugar, las gracias a todos por vuestra asistencia a este acto y, de manera muy especial, a los que están aquí sentados en la Mesa y quieren colaborar con nosotros en estas Jornadas. Nos falta representante del Ayuntamiento, que nos han dicho que iba a venir, pero que no ha aparecido de momento. Si aparece, en todo caso, le daremos la bienvenida.

   Esto es una Mesa Redonda y, por tanto, el objetivo de la misma es el contraste y el intercambio de ideas dentro de unas formas que esperemos que sean las que todos deseamos.  Es importante que haya un contraste de ideas sobre un tema que sin duda es extraordinariamente polémico y donde hay muchos intereses cruzados.

Bueno, yo creo que contamos –a salvo del representante del Ayuntamiento- con representantes de distintos sectores sociales que supongo que pondrán de manifiesto diferentes perspectivas y puntos de vista sobre este tema.  

   Entonces, la idea es que haya una primera exposición muy breve, pues ya hemos dicho que de lo que se trata es del intercambio, del contraste y de la discusión de ideas... Hemos pensado que las intervenciones sean de cinco o seis minutos, una cosa breve en todo caso, para expresar el punto de vista de cada uno. Y luego empezaríamos lo más abierto posible y lo menos constrictivo posible el debate y la participación de todos los que están aquí y, aunque muchos de los que estamos aquí nos conocemos de vista, etc, pues en caso de que lo estiméis oportuno estaría bien que uno se identificara, sobre todo si habla en nombre de alguien. Y naturalmente daremos preferencia a los que están en la Mesa cuando son interpelados o cuando deseen intervenir.

   Bueno, sin más, y pidiendo de antemano excusas por lo que pueda ser, para ellos o para vosotros que yo presione con el tiempo, de lo que se trata es de salvaguardar el principio del contraste de ideas y de que el mayor número de personas participe y exprese sus puntos de vista. Sin más, empezamos con Sebastián...

 

CHANO GIL:

   Sobre las ilegalidades que se está hablando de las casas del campo, nosotros, los presidentes de las asociaciones, lo único que queremos es que se vayan intentando regularizar las viviendas.

   No queremos que se llene el campo entero de ladrillos pero tampoco queremos que se deje al margen la importancia que tienen las casas. Que se vayan legalizando los núcleos más numerosos. No creo que sea la solución ir denunciando, porque sí, se habla de segunda vivienda, de tercera, pero la verdad es que en el campo de Conil la mayoría son de primera vivienda. La mayoría de los que viven aquí en el campo es porque es imposible acceder a una primera vivienda y hay que facilitarles una vivienda en el campo, con unas normas que tienen que regir.

   Últimamente estamos viendo todo ilegal, todo ilegal, pero creo que habrá que ser flexibles por ambas partes. No queremos todo el campo de ladrillo, ni tampoco queremos todo el campo de zona verde.

   Porque nos estamos viendo con un problema: Conil es un pueblo que siempre ha vivido de la pesca y del campo, pero últimamente el campo lleva un camino malo y la pesca también, se trabajan dos días y tres no, por lo cual el turismo es la base más importante de Conil y Conil tiene muchas personas que viven de eso. Por lo tanto, nosotros lo que queremos es que no se hagan urbanizaciones ilegales pero sí queremos que se regularicen las casas, que se vaya haciendo un estudio y que no se hable solamente de penalizar. Estamos viendo que hay personas que han hecho su casa para poder vivir y se les están echando una barbaridad, cinco o seis mil euros de multa por hacer la casa, a otro se le echan trescientos euros, y es un desbarajuste que no estamos de acuerdo, y yo como asociación y la gente de mi barrio estamos exponiendo...

   Nuestra posición es que los barrios más poblados que hay en Conil, Dehesa de la Villa, Chinarejo, Barrio Nuevo, pues que se vayan regularizando las viviendas y ... ya los técnicos son los que tienen que ir haciendo un informe sobre ese tema.
 

MANUEL GARCÍA:

   Buenas tardes a todos. Yo lo único que puedo exponer es mi opinión al respecto y un poco lo que la Asociación de Empresarios palpa de todo esto.

   Cuando Antonio Santos me invitó a la Mesa, lo vi interesante. Me gustó la idea porque, por lo menos, vamos a empezar a hablar del tema, que creo que ya es importante.

   Yo creo que esto es mucho más complejo y, al final, como siempre salen justos y pecadores... Hay una cosa muy clara: si la gente demanda, lo que demande da igual si se trata de una vivienda, al final la gente lo va a conseguir. Porque la ley no se hace tan fuerte, tan fuerte como para que aquello no se cumpla. Hay en este caso una petición de vivienda grande.

   ¿Qué está ocurriendo en Conil, concretamente?, por hablar de lo más cercano, de nuestro territorio. Que al final la gente se está haciendo las casas de forma ilegal. Pero es que hacerse las casas de forma legal es hacer el tonto, porque al final te ha costado la vivienda un 30-35% más. Empezamos por ahí, y de eso no sólo son culpables los ayuntamientos, de la especulación con el suelo, que son en gran parte culpables... Si hay una gran demanda de viviendas, yo siempre creo que antes ordenado y regulado, mejor que sin regular.

   Aunque no tengas siquiera una ley, por lo menos regulo, ordeno algo, por lo menos canalizo. Lo que no se puede hacer es la salvajada que estamos haciendo, y nos lo estamos cargando todo. Esa es mi opinión.

   Y desde el punto de vista empresarial, a nosotros, los empresarios, o por lo menos a través de la Asociación, lo que se trasmite es hacer legalidades por todos los medios. No somos una asociación para cometer ilegalidades. Por lo menos en la nuestra. Y esta gente que está haciendo esas ilegalidades, pues van en contra de nuestros intereses...

   Creo que es esencial esta reunión, la Escuela, la Educación... y que tenemos que concienciarnos de que esto no puede seguir así. ¿Qué hacemos? ¿Le ponemos la zancadilla cuando pase el constructor ilegal, o el otro que quiera hacer ...? Pues no sé, pero tendremos que empezar a movernos para que haya un poco de concienciación, mientras no empiece el motor de la Administración, que es quien tiene que regular esto.

JUAN CARLOS ALMAZO:

   Pues yo, como portavoz de la Plataforma Campo de Conil, primeramente agradecer a los Amigos del Patrimonio de Natural y Cultural, La Laja, por estas Jornadas, porque creemos que aunque haya diversidad de criterios, creo que han sido unas Jornadas muy interesantes, porque es una exposición de lo que hay, de lo que existe, no ya a nivel local, sino a nivel regional, como se ha visto en las Jornadas, y creemos que es bastante interesante a todos los niveles.

   Como criterio de lo que vamos a debatir creemos que el campo de Conil son colonias en el cual existen ya varios núcleos que creemos que ya están muy consolidados. Son de varias generaciones, hay ya nietos y biznietos viviendo en diferentes zonas. Zonas que demuestran que están ya consolidadas porque diferentes administraciones lo verifican, como son los 900 alumnos que hay aquí en el Instituto de El Colorado, más los 200 ó 250 que puede haber en los colegios del diseminado rural. Esto demuestra que hay una administración que verifica que hay núcleos poblacionales aunque no estén totalmente consolidados en un punto. Por otro lado, también tenemos el Centro Médico que también –no sé exactamente cuántas cartillas hay... Es otro punto que también verifica que hay población. Esos servicios que tenemos, como son la Educación y la Salud, pues son unos servicios que las Administraciones los ponen porque son servicios de un ciudadano cuando tiene derecho a vivienda. El problema es que falta la consolidación de esos núcleos, que estén consolidados como urbanos. Porque la población existe, porque... las Administraciones, los censos, las mesas electorales lo demuestran.

   Hay zonas como el Barrio Nuevo-El Colorado que ya el Plan General los coloca como que ya son urbanos, no consolidado, porque están faltos de servicios, como es el saneamiento. Luego tenemos el Rincón de Juan Arias-Chinarejo, que está también en el Plan General como un núcleo consolidado pero no urbano. Y la Dehesa de la Villa que no entendemos cómo un núcleo que hay allí, que se está construyendo día a día, no entendemos, cómo enfrente, justamente enfrente, se declara urbano en el Plan General y se están construyendo viviendas sociales y promociones y a una población que ya existe allí no se le da esa consolidación urbana. No entiendo por qué ese núcleo como la Dehesa de la Villa, más justificable que cualquiera bajo nuestro punto de vista, no se incluye en el Plan General.

   Nosotros no nos basamos en que si existe especulación y que la segunda ocupación... nosotros no entramos ahí en el tema. Creemos que la ley es la que debe de estar ahí para decir cuáles son los puntos donde se pueda acometer una segunda ocupación. Nosotros luchamos por una primera ocupación, que es lo que creemos que tenemos el derecho, porque somos ya ciudadanos de varias generaciones y que no estamos dispuestos tampoco a pagar el valor que tiene un piso en un pueblo costero como Conil, ni tampoco estamos dispuestos a alquilar una vivienda en los precios que todos sabemos en que se pone un pueblo como Conil. Entonces, pues como tenemos el derecho, según el artículo 47, como todo ciudadano tiene derecho a una vivienda digna, dentro de un medio ambiente, con todos sus servicios, pues eso es lo que se reclama simplemente. Y si las Administraciones de Obras Públicas y todas las competentes no ofertan todas esas viviendas necesarias a lo que hace falta, pues es normal que queramos que se consoliden nuestros núcleos más importantes, como antes he mencionado.

 

CARMEN MUÑOZ:

   Estoy en la reunión en vez del Alcalde, porque estaba él en otro sitio, y aparte creo que el Campo es una cosa que me lo sé de memoria bastante bien y entiendo bastante los problemas desde hace mucho tiempo, porque no es desde que estoy en el Ayuntamiento, es que hace 25 años que vivo en él.

   Entonces, por hacer un poco de memoria, y todos los que estamos aquí, o la mayoría podéis recordar, hace 25 años vivir en el campo no era un paraíso, y el que vivía en el campo lo que quería era irse a vivir en el pueblo y hacerse una casa en el campo era una cosa bastante rara. Entonces, se complica la cosa cuando en el presente los terrenos han cogido un valor por ser un pueblo turístico, y yo lo veo desde la perspectiva anterior. Entonces había una necesidad de vivienda, pero no había suelo, no había manera de comprarse un piso, y las familias que tenían tierras, los hijos la heredaban y en ese trocito se la hacía poquito a poco.

   Eran de autoconstrucción y nadie quería el campo para nada, más que para cultivarlo el agricultor y con mil penas. En cuanto los hijos podían, se quitaban del campo y se iban a la construcción o donde fuera, porque era muy sacrificado. Gracias a Dios el tiempo ha cambiado y estamos ahora hablando del campo desde otra perspectiva.

   Estoy bastante de acuerdo, y todos los que estamos aquí, que hay que tomar medidas, porque esto se ha desbordado, pero no en Conil, sino en todos los sitios. Estamos hablando del campo porque la mayoría de los que estamos aquí vivimos en el campo. Todos tenemos una vivienda en el campo, y sabemos cómo nos la habemos hecho, con distintas siglas políticas, porque desde que estamos en democracia ha habido distintos alcaldes y todos han consentido, de la misma manera, que bueno, como el problema no se podía resolver de otra manera, vamos a dejar que se haga la casita, porque como a nadie le importaba lo que era en sí el campo, ni lo que era una casa más o una casa menos, daba igual.

   Entonces, es verdad que ahora hay viviendas sociales, hay viviendas de protección. Tenemos un futuro con terreno para ofrecer una alternativa a los  jóvenes, a nuestros hijos, decirles, mira: por lo que te va a costar una casa en el campo, te va a costar menos una de protección oficial y tienes la opción –de hecho hay un montón de solicitudes de gente joven en los pisos de VPO que son de compra. Y casi todos son jóvenes, porque los padres no queremos que esto se desborde, y le decimos: mira, no te metas en líos y te compras un piso de protección... aunque no haya en este momento para todos, pero podemos seguir intentándolo de esa manera, y seguro que llegará a un día en que todos tendremos los mismos derechos: tener una vivienda digna. También es una vivienda digna la del campo. Que hay especuladores: todos lo sabemos, en todos sitios y eso lo sé yo también.

   Lo que pasa es que la ley no tiene una cláusula que diga: mira, este que tiene dinero que no se la haga, y el que no tiene que se la haga. Yo lo veo desde ese punto. Como la ley es tan difusa en ese tema: urbanizar, no urbanizar, rústico. No tiene otro punto. Lo mismo da que se denuncie al que se la está haciendo por una primera necesidad, que aquel que se está haciendo tres, que se aprovecha de los acontecimientos. Pero yo muchas veces he hecho una reflexión: habrá gente que no –no meto a todo el mundo donde mismo- pero seguramente el que se está haciendo una si tuviera dinero para dos era capaz de hacerse dos, y si tuviera para tres, era capaz de hacerse tres también. Porque cambiamos según la economía de cada uno. Y es verdad que habrá alguno que su pensamiento sea a favor de ese medio ambiente y lo tenga tan arraigado que comprenda la situación, pero puedo decir que la mayoría del campo no. El que tiene una es porque no ha podido tener dinero para dos, o porque su circunstancia no se lo permite, y creo que aparte de un fenómenos urbanístico es un fenómeno social, también. A lo mejor ningún político, y estoy hablando en general, de España, de Andalucía, o del País Vasco, se haya atrevido a coger como digamos el toro por los cuernos porque es un fenómeno social más que urbanístico. A parte de urbanístico también, ¿no?.

   Entonces, como cuesta tanto trabajo, y tenemos que ir todas las organizaciones unidas, yo sí creo que se puede regular. De hecho, el Ayuntamiento ha encargado un estudio del Diseminado, para consolidar núcleos... pero, permitidme que sea un poco pesimista en el tema, porque una cosa es lo que quisiéramos y otra lo que la ley va a permitir y lo que la gente nos va a permitir, también. Porque como había dicho es un fenómeno social y urbanísticamente quieres regular un núcleo.

   Y os pongo un ejemplo: Casa de Postas. O Barrio Nuevo, incluso, que ya en el Plan General hay una franja entera urbana... Pues bien, de tu linde a la mía, yo estoy en urbano y tú no. Entonces yo me hago una vivienda legal, pero resulta que mi vecino, que se ha quedado al límite, porque vamos a tener que establecer un límite, no se la puede hacer.

   Y ahí entra los cabreos y la cobardía, digamos, de todas las Administraciones a la hora del fenómeno social que se rebela contra ella y, al final, votamos cada cuatro años y elegimos lo que queremos ser en el futuro la mayoría, no cuatro personas que estén en un momento dado en una directiva. Que ojalá pudieran hacer mucho más de lo que hacen, pero que van conjunto con todo su pueblo, con todos su ciudad, y al final el fenómeno te termina comiendo en ese sentido, y a corto.

   No hay que pensar también que cuando consolidas un núcleo, y lo pones urbano o urbanizable, los servicios que tiene que llevar ese núcleo lo tienen que pagar los paisanos y, permitidme que os diga: que en el campo, poca gente está dispuesta a pagar y, entonces, empieza el segundo problema para los municipios. No es que con esto quiera ser pesimista, pero os digo un poco la dinámica que lleva el campo en estos 20 años, y espero que en el futuro todas las Administraciones sean capaces de coordinar y llegar por lo menos a un buen funcionamiento en todos los municipios. Sea de las siglas políticas que sean. Pero yo creo que es un conjunto de cosas y de sociedad lo que tiene que conseguir esto. No sólo unos pocos. Me alegro de que haya gente motivada. Debería haber muchísimas más en esta Asamblea, y muchísima gente del campo que son los que tienen el problema y, sin embargo, como bien os digo, casi todo el mundo “pasa”. Y cuando... “justicia, Señor, pero por mi puerta no”.       

 ANTONIO SANTOS:

   Bueno, con este tema del Diseminado al que hemos destinado las Jornadas... que creemos que es un tema fundamental, el principal problema urbanístico y medioambiental que tiene hoy Conil. Y entonces, hay que tomar al toro por los cuernos. En  muchas conversaciones con gente del campo, todo el mundo dice lo mismo: nadie coge el toro por los cuernos.

   Y nosotros nos hemos visto, como asociación conservacionista, en la necesidad –ya que nadie lo hacía- de sacar el problema arriba, a relucir, al objeto de que podamos hablar de él.

   Ya que veo que mucha gente que está aquí no ha estado en las cuatro ponencias interesantísimas que se han celebrado estos días, hemos resumido unas conclusiones muy apresuradas, que os pasamos, para que podáis ver de lo que se ha hablado.

   Es un resumen apresurado, que habría que matizar en algunos aspectos, pero que básicamente es lo que se ha dicho aquí en las Jornadas y muchos de los puntos son comunes a la mayoría de los ponentes que han estado aquí. Digamos que en uno han hecho énfasis cuatro de ellos, en otros tres y en otros dos, pero en todos al menos dos.

   Entonces, ¿a qué conclusiones se llega después de escuchar no a cualquiera, no a un conservacionista, sino a una sucesión de expertos como el Defensor del Pueblo, muy preocupado por los temas sociales, a otra persona muy preocupada por los temas ambientales, a otra del ámbito político-administrativo y a otra, como el fiscal, muy preocupada por el tema legal. Bueno, en esto han coincidido prácticamente todos:

- La construcción ilegal es un grave, gravísimo problema.

- La construcción ilegal destruye el territorio.

- La construcción ilegal vulnera los derechos constitucionales: el derecho al medio ambiente, a una vivienda digna...

- Estamos embarcados en un desarrollo insostenible, legal e ilegal, no sólo el ilegal esquilma el territorio, sino el legal también, porque estamos metidos en unos desarrollos desmesurados.

- la planificación urbanística es un fracaso a todos los niveles: a nivel de la Junta de Andalucía y a nivel de Ayuntamiento.

 - En Andalucía no rige el Estado de Derecho sino el Estado de Hecho; es decir, que cada uno hace lo que le da la gana... y no pasa nada. Esa es la conclusión de los cuatro ponentes.

- La construcción ilegal es un delito.

 - Hay que aplicar la tolerancia cero con las urbanizaciones ilegales o con las infracciones urbanísticas.

- No todo es regularizable o legalizable, como creen algunos. Esto no va a ser un punto y final y todo se va a regularizar... Hay zonas que no se pueden regularizar porque están ocupando servidumbres públicas, porque están en Monte Público, porque están en Zona de Servidumbre de Costas, etc.

-  Es preciso mirar al futuro y no sólo al bolsillo, pensar en nuestros hijos. 

   Y me fijo en lo esencial de lo dicho aquí ahora: Chano habló de regularización, hace falta; Manolo ha dicho que hay que tomar conciencia..., Juan Carlos ha hablado de núcleos consolidados, de una trayectoria larga de vivienda en el campo, el problema del encarecimiento de la vivienda, etc; y Carmen ha hablado de que, efectivamente, el campo está desbordado, pero que se está trabajando en ello, intentando buscar soluciones...

   Nosotros, ¿qué decimos sobre esto?. Calculamos que en Conil hay entre 5.000 y 6.000 viviendas en el campo, la inmensa mayoría, a pesar de lo que digan Chano o Carmen, son segunda residencia. Es un problema ecológico, urbanístico, social de una enorme envergadura. Es un problema sanitario, etc. ¿Qué grado de conciencia tenemos de ese problema? Como demuestra el informe que hemos realizado en el Boletín 6 de La Laja, conciencia sobre los papeles hay: el PGOU, en su Estudio de Impacto Ambiental, el nuevo Avance del PGOU... todos sitúan el diseminado como un grandísimo problema, pero no se abordan soluciones. Nuestra idea es –y aquí tenemos unas propuestas de solución que podrán salir a lo largo del debate- crear conciencia. Yo coincido más, entre los ponentes que han hablado, con Manolo García en que desde luego lo primero que tenemos que hacer es tomar conciencia de este gravísimo problema.

MODERADOR:

   La pretensión de esta mesa redonda es, como decía antes, que permita la mayor pluralidad de opiniones, que recoja la mayor cantidad de perspectivas posibles y, en ese sentido, la idea es abrir el debate a todos los que estáis presentes aquí. Lo único que pediría por ello es que fuéramos medianamente moderados en nuestras intervenciones, no pasarnos de 3 minutos, por ejemplo, como una cosa módica que permita expresar nuestro punto de vista pero tampoco acaparar la palabra de una manera excesiva. Así que empezamos, si os parece... y espero que el problema sea  moderar la palabra y no que no la haya.

   ¿Alguien desea intervenir del público? ¿alguien de la Mesa quisiera hacer alguna réplica...?

JUAN C. ALMAZO:

   Respondiendo a Carmen, lo del tema de la primera ocupación, nosotros creemos que la primera ocupación, posiblemente, es lo que debe quitar la especulación. Lo que no entramos es en los términos legales de cómo se tiene que hacer o de cómo lo tiene que hacer la Administración. Pero nosotros reivindicamos como Plataforma de Asociaciones del Campo la primera ocupación, que es lo que se pretende.

   El tema de pagar servicios e infraestructuras en zonas consolidadas, bueno, no en zonas consolidadas, sino en zonas que ya están declaradas como urbanas en El Colorado-Barrio Nuevo, por ejemplo, que es lo único que está, y ahí respondo un poco también a Antonio Santos... Lo que aparece como urbano aquí es una franjita pegada a la carretera de Barrio Nuevo y lo que es el trocito de El Colorado. Y si cogemos el plano se ve la relación que hay entre el territorio, lo que es el diseminado, y lo que está urbanizado es toda la costa, quitando desde el muelle a la urbanización. Pero lo que es diseminado rural no tiene nada declarado como urbano, porque lo que tiene no es nada, aparte de que lo que está como urbano en el Plan General de Ordenación Urbana es, no sé, un “cuchillo de sierra”, que hace tacones, parece que han pintado como urbano donde están las casas, no detrás, como comentaba Carmen. Que después el vecino va a decir: mi hermano se ha hecho la casa y yo, que estoy detrás, no me la puedo hacer. No tiene sentido ninguno de la forma que se ha hecho en el PGOU el tema del Barrio Nuevo.

   Con el tema de pagar los servicios en una zona urbana, yo no creo que ningún ciudadano en Conil, en una calle que esté pegada al pueblo, que ya está pegada a lo urbano, que mañana se hace urbano... no creo que tengan que pagar las carreteras, ni nada de eso. Yo estoy de acuerdo que cuando se hacen zonas urbanísticas y se declara una zona que se presentan unos proyectos para urbanizar, pues es normal que entre todos los vecinos se financie el tema de cómo urbanizar aquello. Pero cuando se está declarando una zona consolidada como urbana habrá que cobrarle unos servicios, habrá que hablar con esa barriada, pero es que eso está ya consolidado, tiene unos servicios además, y no entiendo por qué vamos a tener que meter miedo ahora a la gente que ya está viviendo en ese núcleo, diciéndoles: vais a tener que pagar. Habrá que pagar, pero en parte y en diálogo...

   Y respondiendo a Antonio Santos, ya lo he dicho: yo no creo que la mayoría de estos núcleos consolidados  - no hablo de La Vigía y otras zonas- Barrio Nuevo, Chinarejo, Rincón de Juan Arias, Casa de Postas y Dehesa de la Villa, si estadísticamente se puede comprobar que más de un 10% es de segunda ocupación, entonces sí estoy de acuerdo contigo, pero mientras no, porque no lo creo. Si se sacan unas estadísticas seguro que no sale más de un 10%.

ANTONIO SANTOS:

   Con respecto a lo de los núcleos consolidados y no consolidados. Vamos a ver: cuando entró el Ayuntamiento de Izquierda Unida, el año 96, atendiendo a las sugerencias que se presentaron al PGOU se declararon cuatro núcleos en el campo, que eran Barrio Nuevo, el Rincón de Juan Arias, el Chinarejo y la Dehesa de la Villa. ¿Qué dijo la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo?: que no se podía declarar como urbano lo que no lo era. ¿Por qué no era urbano?. Porque no estaba consolidado.

   El único núcleo consolidado, dijo, era Barrio Nuevo, por su antigüedad, su fundación en el año 25. Pero servicios no hay ninguno y no son sitios urbanos los que no tienen servicios urbanos. Tiene algunos servicios, pero faltan otros, infraestructuras... Por tanto la Comisión dijo: quítenlos ustedes y Barrio Nuevo, que tiene una densidad especialmente grande y una antigüedad determinada, pues lo dejan ustedes. Urbanicen ustedes los núcleos y después los declararemos urbanos. El Ayuntamiento no ha hecho nada en ese sentido.

   Pero con las expectativas generadas, piensa nuestra Asociación, por ese deseo de hacer urbanas esas zonas se han densificado enormemente desde el 96 a hoy. O sea, en los últimos, lo que había en Dehesa de la Villa es incomparable con lo que hay hoy, hoy hay tres o cuatro veces más viviendas que entonces. Si hablamos del Chinarejo decimos lo mismo, y se ha extendido. Si hablamos de otras zonas del término pasa igual. La Vigía, que no existía, ha aparecido y hay 70 casas en la vigía ya, con las expectativas de que se va a asfaltar allí la carretera. En fin. Me parece a mí que el Ayuntamiento de Conil, en estos últimos años, ha creado unas expectativas que han hecho que la gente se anime a construir ilegalmente en el campo, expectativas por aquello de que quería regularizar una serie de núcleos y la gente esos núcleos los ha machacado, los ha saturado, pero después han surgido otros, por falta de disciplina urbanística, en muchísimos sitios que no existían antes.

CHANO GIL:

   Carmen habla de zona urbanizable, a quien le toque o no le toque. Yo pienso que en primer lugar habrá que empezar a regularizar. El Barrio Nuevo existe igual que hace 20 años, seguimos sin tener nada urbanizable, y es más: se está poniendo el agua y en la mitad de Barrio Nuevo no se puede ni poner el agua porque es imposible que llegue. A mí me da igual que me digan que no me ha tocado urbanizable, pero es que la casa hay que empezarla por los cimientos, y no se ha empezado. Lo poquito que hay urbanizable, que es la carretera del Barrio Nuevo, una parte de ella, el carril del Clavijo, y el núcleo del Colorado, sigue sin saneamientos.

   Yo me acuerdo que Izquierda Unida, antes de entrar en el gobierno, en el Ayuntamiento de Conil, tenía una  propuesta –siempre me acordaré- de hacer un núcleo en El Colorado, donde poder hacer viviendas sociales. Era una idea de IU que se llevaba a los mítines electorales, antes de entrar en el gobierno, de hacer viviendas sociales en El Colorado para que el diseminado del campo no tuviera tantas casas. Después entró en el gobierno, y si antes había 20 casas hoy tenemos 60. Y seguirá siendo igual.

PÚBLICO 1 (Pepi Olmedo):

   A mí me gustaría, Carmen, que explicaras ese estudio que está haciendo el Ayuntamiento, en qué fase está y qué previsiones hay ...

CARMEN MUÑOZ:

   Te contesto, Pepa, que se ha encargado el estudio del Diseminado para saber qué necesidades hay hoy día en el campo, pues no es igual hace 10 años que ahora. Entonces, ahora mismo tenemos que saber qué necesidades y cómo abordar el problema, pero no solamente con El Colorado-Barrio Nuevo... es el campo entero...

   Me he quedado con dos puntos por alusión. Antonio ha dicho: es que desde que está IU creó unas expectativas... No, mira: ya teníamos la inquietud sobre el futuro del campo, cuando a lo mejor otra gente no lo había notado y lo que empezamos a consultar con las Asociaciones de Vecinos y con todos era que había núcleos muy consolidados y estábamos elaborando un Plan General, que no tenía Conil. Entonces, para ordenar había que terminar el Plan General y se ofertó para meter en el Plan ese diseminado.

   Y a Juan Carlos le digo que “consolidado” creo que la palabra está clara, es que está hecho... Cuando contemplas “urbanizable”, en lo poco que sé y si me equivoco que me lo digan, está el terreno virgen, entonces el promotor o la constructora o los propios vecinos urbanizan la zona y dan los servicios primarios, que son alcantarillado, agua y luz. En un núcleo que ya están los vecinos viviendo y consolidado difícilmente se puede urbanizar nada. Entonces, son Planes Especiales del Diseminado, donde la realidad está diciendo a la junta de ordenación que ahí viven el 80% o el 90% de las personas, viven de primera vivienda, también de segunda y de tercera, no vamos a decir que no, y lo que tenemos que hacer es regular con lo que tenemos, porque lo que no vas a tirar es el 40% de las viviendas. Es algo irreal, que se diga no es verdad. Entonces, como no es verdad hay que ir con la realidad y para resolver los problemas hay que ser muy realista. Porque a mí me encantaría ser fantasiosa en el tema, pero no puedo serlo, porque el problema es diario y las doce horas del día.

   Entonces, tengo que acoplarme a la ley y seguir sus pasos. Si no, puede pasar lo que pasa en otros municipios. Entonces, para seguir la legalidad, los núcleos que se piden consolidados son donde más terreno hay consolidado, y donde se le puede ir ofertando a los vecinos, que sí que tendrán que pagar sus servicios, como todo el mundo: alcantarillado, agua potable, luz. Creo que es un tema que todo el mundo lo sabe. No se le puede decir a la gente las cosas a medias. Decirles, mira, que si esto lo vamos a poner muy bonito, urbano, y después viene la batalla política y social. Por eso quiero que todos nos entendamos, y no me quiero extender en el tema.

PÚBLICO 2 (Lola Yllescas):

   Sebastián habla de la necesidad de regularizar la situación de tantas viviendas. Carmen habla de la necesidad de responder a las demandas de los ciudadanos. Pero yo creo que la primera necesidad es que vivamos en un Estado en que las normas sean igual para todos, es decir, que cumplamos todas las leyes. Y lo bueno que tiene la Ley del Suelo es que permite a cada localidad hacerse su Plan General en función de sus propios intereses. El Plan General de Conil no lo ha impuesto nadie, lo ha diseñado el Ayuntamiento de Conil. Y ya no se cumple. Acaba de ser aprobado –bueno, los Tribunales dicen que no está bien aprobado. ¿Quién lo ha hecho?. Lo ha hecho el Ayuntamiento de Conil y sin embargo no se está cumpliendo. Entonces, vivimos en un “Estado de hecho”, no de Derecho, en un estado de desconcierto y, bueno, tú antes decías que lo malo de la ley es que no distingue entre pobres y ricos, y las multas son diversas, y que la ley matiza muy poco, sólo permite urbanizable y no urbanizable rústico. Yo creo que está clarísimo. La ley es clara. Lo que necesitamos es llegar a un acuerdo en Conil. Yo creo que no podemos seguir con este estado de desorden absoluto con el territorio que tenemos. Porque se infringe la Ley del Suelo, es decir, el Plan General de Conil, se infringen sus planes parciales, se infringe la Ley de Aguas, se infringe el tratamiento de los residuos, se infringe la prestación de servicios, en efecto, la Ley de las Administraciones Locales, se está infringiendo todo, y aquí no pasa nada.

   Pero bueno, ¿qué es lo que yo creo que hay que hacer?. Bueno, habrá que pararse y decir: señores, vamos a llegar a un acuerdo. Hagamos un Plan, que podría ser este del Diseminado, y desde ahora vamos a cumplirlo. Y que no me vengan diciendo más los Ayuntamientos ni la Junta de Andalucía que no tienen poderes para hacerlos cumplir, porque sí los tienen. Desde que existe la LOUA, la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía, los Ayuntamientos tienen muchísimos más poderes para parar la urbanización ilegal que quieran, para parar la casa ilegal que quieran. Pueden quitarle absolutamente todos los suministros, pueden entrar en la casa, pueden precintarla, tienen muchísimo poder y mucha capacidad para intervenir si lo creen oportuno.

PÚBLICO 3 (Miguel Angel López):

   Yo, por informar un poco sobre la pregunta que hacía Pepi Olmedo sobre qué está haciendo ahora el Ayuntamiento. El Ayuntamiento está encargando los estudios previos para crear el pliego de condiciones para dar el estudio del diseminado. Y los estudios previos consisten en ver en qué situación se encuentra actualmente, es decir, se están haciendo fotografías por satélite, donde está saliendo todo lo que hay actualmente, se están contrastando una serie de datos, y una serie de empresas van a dar una oferta económica. Entonces, una vez que se tiene una oferta económica, una vez que se tienen realmente todos los datos encima de la mesa, se va a valorar y se va a crear un pliego de condiciones para que acuda una empresa especialista en este tema. En estos momentos en la provincia de Cádiz y en Andalucía, como mucho hay dos empresas de urbanismo y de planeamiento que se dedican a esto. Es decir, que los pasos ya se están dando.

   Por otro lado, está la figura de Barrio Nuevo: es urbano, pero como núcleo no consolidado. Para que un núcleo en urbanismo esté consolidado tiene que urbanizarse y dotarse de todos los servicios. Es decir, que aquellas personas que compraron en bruto, vamos a suponer, 1.000 metros cuadrados, en realidad, al final del proceso urbanizable, se quedan con unos 400 ó 500, porque han tenido que ceder en calles, en terrenos para colegios, en terrenos para centros de salud, en terrenos para viviendas de protección oficial, etc, etc. Entonces, ese es uno de los grandes problemas que tiene en este momento el campo de Conil: que hay muchísimas casas y muchas zonas que hay que dotar de servicios... pero vamos a ver de qué manera hacemos calles, cómo hacemos zonas verdes, vamos a ver cómo hacemos cesiones que tienen que hacer obligatoriamente los propietarios al Ayuntamiento para que el proceso urbanizador se pueda realizar.

   Esto es muy complicado y al final, seguramente nos conformaremos con que la gente tenga agua corriente, con que tenga unos viales medianamente transitables, donde se pueda empezar a ver soluciones al problema gravísimo del saneamiento, bien mediante la creación de una red de saneamiento, o bien mediante la renovación de las pozas, de las fosas sépticas, para que pueda haber un servicio de retirada... Y poco más.

   Hay otro problema que es el que a mí más me preocupa de todos y es el problema económico. El campo es una bolsa tremenda de dinero negro. Ya sabemos el trabajo que se hace aquí, de la construcción... pero dinero negro. Ya sabemos el caso de dinero procedente de la droga –que también hay que abordarlo- pero también de gente que tiene dinero, de empresarios del pueblo que han tenido unas plusvalías que no quieren declarar y las invierten en construir. De un albañil, de un jefe  de obras, que tiene a una serie de chavales trabajando como peones, y que no les paga ni el convenio ni la seguridad social. Eso también es dinero negro. Para mí es el problema más grave de todos. Es que se está conculcando la legalidad económica, es decir, no se pagan impuestos, en la actividad económica, en la construcción que se está realizando en el campo. No se paga IVA, y eso repercute en el resto...

MANOLO GARCÍA:

   Bueno yo tengo unas cuantas cosas que decir, rápidamente. Yo vuelvo a la conciencia. Todo esto está muy bien y hay que hacerlo, pero es que no hay vuelta de hoja. Todo esto es una realidad a voces; yo creo que no deberíamos más perder el tiempo hablando de eso. A ver si profundizamos algo, y podamos ir empujando. Yo creo que habría que informar muchísimo a la gente. Habría que crear un estado de opinión. Y desde luego no sólo a la gente... Nosotros, los que estamos aquí, vamos a hacer bien poco, podemos hacer bien poco... Esa es la puñetera realidad. Vamos a ponernos realistas en ver qué podemos hacer.

   Porque el Ayuntamiento, que tiene muy buenas intenciones y esas cosas, ese plan de estudios, Miguel Angel, estará muy bien, pero aquí hicimos un Plan Estratégico hace unos pocos de años en el que participamos los cuatro  ciudadanos que estuvimos allí, y no ha servido para nada. Si no se pone un gerente que lleve aquello, si no se ponen medios, aquello no sirve para nada. Eso no puede ser. Aquí hay que ponerse serios ya, de verdad, a arreglar las cosas. Todo eso hay que acometerlo. Y Juan Carlos, aquí tenemos que pagar todos. ¿De dónde va a sacar dinero el Ayuntamiento para sanear?

   Yo creo Miguel Angel, que de todo esto se debería informar, que los Ayuntamientos y otras Administraciones debían presionar más ahí y que esa ley sea una ley real. Nosotros hemos propuesto desde la Asociación de Empresarios algunas veces: oye, ponerle pegas  por lo menos al que va allí a pedirte la luz... , que no se le dé el transformador... Porque todos esos la mayoría no son empresarios, la mayoría no están ni dados de alta, la mayoría son ilegales. Yo por lo que abogo es que realmente empecemos a presionar a los que realmente pueden hacerlo. Eh? Pongamos nuestro granito de arena, pongamos carteles de no se puede construir, pongamos cosas que la gente vea... algo frenaremos, y desde luego planifiquemos inmediatamente todo, todo el territorio del término municipal.

PÚBLICO 3 (Miguel Angel López):

   Yo quería abordar otro punto de vista, sobre el tema del campo, que es el tema de la vivienda. Por ejemplo, todos los componentes de la mesa vivís en el campo, pero unos vivís en el campo porque queréis, y otros vivís en el campo porque no teníais más remedio, por el precio al que estaba la vivienda. Chano,   ¿ tú no preferías haber vivido en una casa en Conil?. Esa es la historia.

   Que eliges vivir en el campo, porque te interesa, porque tienes una herencia de tu padre, etc, por favor, no me exijas exactamente lo mismo que un ciudadano que viva en una zona urbana. No me exijas lo mismo porque, de partida, ese ciudadano que vive en una zona que se ha desarrollado, ha tenido que dejar mucho terreno para el resto de la comunidad. Entonces, exígeme lo esencial: que haya colegios, un carril más o menos... yo procuraré que los sistemas generales se vayan haciendo, pero no me presiones mucho porque es que en realidad los medios económicos son cortos. Y ahora, como Ayuntamiento, te digo: ¿y tú, en qué estás dispuesto a colaborar conmigo? ¿Tú estás dispuesto a colaborar dejando terreno para que se ensañen los carriles? ¿Estás dispuesto a colaborar pagando de tu bolsillo algún tipo de infraestructura que haya que poner? ¿Estás dispuesto a colaborar...? ¿Cómo hacemos los equipamientos necesarios? ¿Cómo colaboras? Ese es el problema. Claro, hay muchas personas que viven en el campo, porque no han tenido más remedio, y que no van a poder económicamente colaborar, porque son trabajadores. Y eso también lo tiene que saber el Ayuntamiento. O sea que todo esto, visto así, crea unos problemas tremendos... Y desde que el Plan se empiece a trabajar en él, una vez que lo coja la empresa, y se hagan los primeros trabajos, a lo mejor han pasado de año y medio a dos años. Porque es así. Y eso suele ocurrir con todos los problemas urbanísticos...   

ANTONIO SANTOS:

   Antes había en el campo también propiedad privada desde el siglo XIX, pero la gente en el XIX iba todavía a dormir al pueblo. Cuando la gente comienza a vivir y a instalarse en el campo masivamente es en el siglo XX, y sobre todo en los años 40 y 50, en la posguerra, que cuando el campo de Conil se puebla. No pensemos que el campo de Conil es una cosa que siempre ha estado así. En el campo de Conil había 400 personas a comienzos del siglo XX, y no había más. Y había tres núcleos, bastante menos densos que hoy, evidentemente, etc. Entonces, este es un problema reciente, como en otras partes de Andalucía. No pensemos que Conil es diferente, que tiene un diseminado tradicional y unos núcleos históricos  consolidados... No. En Conil, como en tantos otros sitios, desde los años 80 empiezan las urbanizaciones ilegales y en los 90 comienza el descontrol que tenemos hoy, en general. Y en los años 70 se inició el fenómeno. Eso está ahí. O sea que la costumbre hay que olvidarla, la costumbre de hacer las cosas mal está en todos los lados y aquí también.

   En cuanto al tema del Ayuntamiento, en 2004 el Ayuntamiento de Conil editó un folleto, “Tu Ayuntamiento te informa sobre las urbanizaciones ilegales en suelo no urbanizable”. Este papel está bien y no está bien. Informa muy bien de los problemas ambientales que existen en el campo, en fin, intenta crear conciencia, que es una cosa que hay que hacer. En ese sentido me parece correcto. Pero salió, y voló... Yo lo conservo porque me gustan las cosas viejas, los papeles viejos... ¿Por qué voló?. Porque aquí se expone una filosofía que es la del PGOU: que con los desarrollos litorales previstos y la duplicación de la capacidad residencial de la villa, que va a pasar de 6.000 –Conil pueblo- a 12.000 viviendas, ya no hay razón de ser de la ilegalidad. Lo cual es manifiestamente falso. Es decir, el PGOU y ROSAM, las 100, 200, 300 viviendas sociales que vaya a construir ROSAM no van a resolver el problema y a cortar naturalmente con la ilegalidad. Eso es ingenuidad absoluta, la ilegalidad es un negocio.

PÚBLICO 2 (Lola Yllescas):

   Siguiendo con lo que ha dicho Miguel Angel... Él mismo reconoce que hemos heredado un problema, que tenemos esos núcleos consolidados convertidos en un problema, porque parecen núcleos consolidados en efecto, pero no son urbanos, no tienen los servicios urbanos...

   Esta mañana distinguía el Fiscal entre lo que es un terreno urbano y lo que es un solar, que es distinto, un solar para urbanizar, para hacerse una casa... Requiere toda una serie de cosas más el solar, es una figura jurídica distinta, y para hacernos una casa urbana necesitamos que sea solar, es decir, que tenga luz, agua, teléfono, saneamiento y todo tipo de servicios. Y claro, el campo no es eso, es que el campo no puede ser igual que la ciudad, porque no lo es en sí. Entonces, ahora mismo, a la gente que opta por vivir en el campo porque su actividad económica se lo pide o lo desea, por lo que sea... el hombre que vive en el campo y que no ha participado desde luego en esa dotación municipal, en ese colaborar con los servicios urbanos, con los servicios que ha de tener una ciudad... pues o no puede tener los mismos servicios. No tenemos por qué pagarle agua, la llegada del agua a su casa, el asfaltado de las carreteras hasta su casa, porque se la ha hecho donde le ha dado la gana, no le tenemos que asfaltar la carretera porque él quiera o por qué llevarle la luz. No tenemos por qué, porque es injusto. Yo entiendo que lo reclamen, pero es injusto, porque los que viven en la ciudad, tienen otro tipo de prestaciones y contraprestaciones a la ciudadanía y a lo que es lo urbano.

   Y entonces, yo lo que pido es que el servicio de aguas del Ayuntamiento pues aplique la ley, no le ponga el agua a todo el que lo pide, los servicios de luz y las compañías eléctricas lo mismo, los teléfonos lo mismo, las entidades crediticias... Si una casa no es legal no se le puede dar un crédito. Y así, porque es que estamos todos colaborando, no sólo a que heredemos un problema –que como tú dices ahora es muy difícil de solucionar-, es que estamos creando continuamente nuevos problemas, que los siguientes heredarán. Y esto es una pescadilla que se muerde la cola permanentemente

JUAN C. ALMAZO:

   En referencia a lo que comenta Miguel Angel, de la demanda que hay de viviendas de protección oficial, que lo veo bastante bien... El problema que ocurre es el siguiente: si intentamos, después de debates y debates, que se regulen, se consoliden esos núcleos, que me da igual de la forma que sea, porque...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López):

 Cuando piensas en regularizar los núcleos ¿en qué estás pensando?

JUAN C. ALMAZO:

   ¿En qué pienso?. En buscar algo positivo de esta reunión, porque si no, no hacemos nada...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López):

   ¿Cuándo dices regularizar Barrio Nuevo, en qué estás pensando?

JUAN C. ALMAZO:

   Reordenar, regular ...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López)

   Pero, ¿cómo?

JUAN C. ALMAZO:

   Pues para eso estamos aquí...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López):

   ¿Ponerle calles?

JUAN C. ALMAZO:

   No, yo no entro en el tema de la ley y de cómo se puede hacer. Para eso están los políticos, para eso están unos funcionarios que les pagamos para buscar los métodos legales de cómo hacer eso. De que se tenga que sentar el Alcalde, para explicar al pueblo cómo hacer y cómo regularizar parte, eso es una parte política...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López)

   Pero tú tienes que participar...

JUAN C. ALMAZO

   ¡Claro que sí! Pero, ¿quién dice que no participamos? ¿Cuándo se ha puesto un Alcalde, aquí en Conil, delante de las Asociaciones de Vecinos, a decir: señores, vamos a intentar regular y consolidar este núcleo porque aquí hay equis personas viviendo! ¡Jamás! Yo no he estado, no lo conozco...

   ...Entonces, a lo que voy: el problema es que cuando se consoliden esos núcleos hay que decir no a otros núcleos del campo. Está muy claro que cuando estamos de acuerdo las Asociaciones en regularizar, estamos de acuerdo también, hemos llegado a un consenso, de que también no se va a poder edificar en otras zonas, que es lo que se está haciendo ahora en todo el campo.

PÚBLICO 5:

   Yo soy uno de los pocos que ha venido a los 4 ó 5 ponentes, y los ha escuchado. Y de las conclusiones que han sacado ustedes, yo echo de menos... Por ejemplo, el Defensor del Pueblo reconoce este problema tan importante como la emigración, como la droga... El Fiscal reconoce que los jueces torean a las leyes, con que, imagínate tú con qué derecho me piden que yo la cumpla. El Técnico de Ordenación provincial dijo que él era de los listos, que si se hacía una segunda residencia, se la hacía ilegal...

   ... Y aquí, al final, nos concentramos mucho en pedirle una responsabilidad a un Equipo de Gobierno, que se encuentra ahora gobernando donde tenemos el problema, con los acontecimientos que hay de dinero, de ganas de tener, de ganas de todo... Entonces, yo creo que la cuestión no está en decirle al Equipo de Gobierno: vamos a arreglar esto, ustedes tenéis la culpa, habéis hecho un Plan General mal...

   Yo creo que la cuestión está en que nosotros, como ciudadanos de verdad,  nos concienciemos de que esto es un problema. Pues quizá esto sea un trabajo a largo plazo, y tenemos que seguir.

   Y a la gente que vivís en el campo... yo soy de los ciudadanos que vivo en el pueblo, y soy de los que muchas veces discuto con amigos, incluso hasta con familiares muy directos, que están en el campo y que me dicen que quieren agua, que quieren luz, que quieren todo. Bueno, pues yo soy de los que le digo: si lo quieres es todo eso, vas y te compras una parcelita y te haces una vivienda adosada, y te haces un huertecito y en vez de sembrar césped siembras el pimientito y el tomate...

CHANO GIL:

   Bueno, yo no estoy con Lola en que la gente del campo no tengamos derechos. Sí tenemos derechos y sí pagamos muchos impuestos.

   Y hay que recordar que la gente del pueblo de Conil durante muchos años se han hecho sus casas igual que en el campo, sin pagar ningún impuesto y hay calles donde no cabe un coche, ¿eso es cierto o no es cierto? Se ha hecho. Por favor, si vamos a tirar a la gente del campo de esa manera, no estoy de acuerdo, totalmente en desacuerdo.

   Porque aquí no venimos a un problema de enfrentarnos Conil con el campo, porque lo que estoy escuchando son barbaridades. La gente del campo sí tenemos unos derechos y sí pagamos unos impuestos. Y tenemos un derecho de tener un carril en condiciones, porque pagamos un sello de un coche, como cualquier ciudadano de Conil. Y exigimos un saneamiento, nunca nos hemos opuesto a pagar. Y el agua que se pone en el campo la están pagando los ciudadanos del campo. Hombre, por favor, si lo que venimos es al enfrentamiento entre el pueblo urbanizable y no urbanizable... Yo creo que venimos a dar una solución al campo, no un enfrentamiento. Y digo que en Conil hay muchas miles de casas ilegales, que no pagaron un duro en su día, ni un duro. Y eso está comprobado con las calles que tenéis, que no cabe ni un coche. Hombre, por favor, vamos a solucionar un problema, no venimos a incrementarlo. Simplemente eso.

PUBLICO 2 (Lola Yllescas):

   Yo he hablado de llegar a acuerdos, no de enfrentamiento. Y lo que sí digo es que la ley de Andalucía es muy clara; tiene tres tipos de terrenos: urbano, urbanizable y no urbanizable. Y el urbano es el que tiene los servicios, el urbanizable es el que espera tenerlos y es lo diseñado para crecer, y el no urbanizable no tiene servicios. Y es así. Entonces, esa es la ley. Si no sirve la ley, digámoslo, no nos sirve, nos declaramos al margen de la ley.  

ANTONIO SANTOS:

   Entrando en el tema de las soluciones ... Nosotros, como Asociación, hemos estado pensando cómo se puede arreglar, porque evidentemente  esto hay que ordenarlo y regularizarlo de alguna manera...  Lo primero que pensamos es que no todo es regularizable, pero sí que hay otras zonas que son regularizables, eso está claro, pero no todo.

   ¿Qué hay que hacer?: Lo primero es parar el proceso, pararlo drásticamente;es decir. se acabó, ni una más. Después: diálogo. ¿Entre quienes?: Vecinos, Ayuntamiento, Junta de Andalucía.

   Cuando se acuerde, después de esas reuniones, hay que hacer unas reclasificaciones en el PGOU: hay zonas que están no urbanizables que hay que declararlas urbanizables.

   ¿Cómo se financia el proceso? ¿quién paga?. Evidentemente pagan los culpables: ahora, ¿quiénes son los culpables?

   Por supuesto son culpables quienes hacen la casa, pero también quienes se subrogan... Por ejemplo, yo vivo en una casa que no he construido, tiene 40 años, y sin embargo soy culpable puesto que vivo en ella, en una casa hecha por otro anterior. O sea que pagamos los vecinos. En segundo lugar paga el Ayuntamiento porque es culpable de no ejercer sus funciones. Los ayuntamientos tienen las funciones de planificación y de gestión urbanística, pero también de disciplina, y no la están ejerciendo... propiciando con ello el descontrol. Y tercero, la Junta de Andalucía, que también es culpable de este desorden porque no ha planificado el territorio adecuadamente y está permitiendo que cada ayuntamientoy cada vecino haga lo que le dé la gana. Por tanto, lo que hay que establecer en esas reuniones es qué proporción va pagar cada uno. Pero esos son los tres que pagan: el Ayuntamiento, los vecinos y la Junta.

   Ahora bien, ¿qué no es regularizable para nuestra Asociación? De ninguna manera, lo que usurpa lo público: cauces, arroyos, servidumbres, monte público... ¿Qué hay que hacer en esos casos?.

   Por ejemplo, nosotros hemos pedido y estamos pidiendo hace ya tiempo un deslinde completo del Monte Público. En ese Monte Público hay que estudiar caso a caso para ver quiénes son los enclavados históricos, quiénes están haciendo las cosas bien, quiénes están parcelando ilegalmente, quiénes están con negocios ilegales, etc. En sitios así hay que hacer demoliciones, salvando las situaciones de precariedad. Lo que no pueden hacer es especular con un terreno que es de utilidad pública.

CARMEN MUÑOZ:

   Por contestarte a lo último, porque como historiador te va a gustar. Vamos a ver: ese terreno que se ha hecho un deslinde parcial, entenderás conmigo, para no ser un poquito cínico y entendernos bien, que aunque sea público, en conciencia no es público, porque la gente que viven allí (aparte de lo que se ha hecho después, el uso...). La gente, que le dieron en su momento el terreno o lo cogió por hambruna, o por lo que sea, llevan más de tres y cuatro generaciones, siglos viviendo. Ahora viven allí muchos de ellos, te lo puedo asegurar, que he estado en el deslinde, montones, el 80% son familias que viven con los hijos, y los nietos y los biznietos, y lo que sería una verdadera locura es querer destruir las viviendas, cuando antes todo el mundo se lo ha permitido durante un siglo. Que lo hubiera hecho o no se lo hubieran dado. Pero ahora eso es irreal totalmente.

   Tengo que decir también que un deslinde parcial es algo necesario para el campo, porque bueno está lo que está dado, pero no lo público y hay que conservarlo. Entonces se ha hecho de la mejor manera posible, dejando lo que es público, público, y dejando lo que es público pero no es público, porque hace mucho tiempo que tiene dueño, porque el que tenía entonces dinero tiene escritura, porque tuvo dinero para pagarla, y el colono que vive hoy, pues seguramente no tenía un puto duro y por eso no tiene escrituras. Porque te puedo decir: todo el que tenía dinero tiene escrituras legales en el Monte Público.... Vayamos a ser justos: el que no las tenía entonces las puede tener hoy, porque gracias a Dios el mundo ha cambiado, y la tierra no es de tres, ni los servicios son de tres. La riqueza está más repartida, nos guste o no nos guste. Siempre reconociendo que hay errores, hay cosas que se pueden corregir para el futuro, pero hay cosas que hay que verlas muy reales. Y la gente, somos todos culpables, todos, lo mismo en la educación, en la mentalidad, y lo que no podemos tener en el campo es un cochino gordo que pese poco, porque nunca existirá. No podemos quedar bien con todo el mundo, no podemos tener carriles sin pagar dinero, no podemos tener agua sin pagar los servicios... Entonces, no existe ese cochino, ojalá existiera. Existe el de pata negra y el normal, pero ese no.

   Entonces, para concienciarnos todos, hace falta mucha información. Ese folleto (del que habló Antonio) es porque yo y mis compañeros estábamos concienciados del problema, y creo que todos los grupos políticos. Y queríamos por lo menos informar a la gente y que se concienciara, y se hiciera tan responsable como los políticos que ellos votan, todo el mundo es responsable. Porque no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia. Y las generaciones venideras, lo he dicho antes, tendremos que concienciarlas de que el niño pueda comprar una casa en un terreno legal, urbano, que gracias a Dios lo tenemos, que tendrá sus defectos, como todo lo demás, pero lo tenemos. Antes no lo teníamos. Ahora lo tenemos, y por lo menos podemos ordenar lo urbano, que antes no se podía ordenar. Por eso las casas ilegales en Conil también... Y lo que creo es que claro que estamos todos metidos en el saco, y por eso estamos aquí... Pero es que la gente que tiene que detener esto no está aquí, y hay que darle la información...

PÚBLICO 6:

   El problema es muy complejo, no de ahora, como se dijo antes, el problema viene de antes de la guerra civil. En el campo de Conil había cuatro gatos, por supuesto. Por necesidades, se vinieron al campo. Después hubo un tiempo, en los años 60, que la cosa mejoró y la cosa fue a la inversa, del campo se fueron a Conil. Y ahora es así.

   Pero siempre se suele decir, a ver si nos entendemos, que el que tiene la barriga llena nunca se acuerda del que la tiene vacía. Son refranes de toda la vida. Y el problema se ve según el cristal con que se mire. Es la versión que yo estoy viendo aquí, de diferentes intervenciones. Es muy bonito ver las cosas cuando se tiene la barriga llena y no tienes unas necesidades. Ese es uno de los problemas.

   Después viene el otro problema, que es: se hace una casa, y aquel que se hace tres, para alquilarla. El problema es muy grave, pero muy difícil, muy difícil de darle solución. Entonces, ¿parar del tirón?: no. La gente tiene que comer, habrá que darles otra solución. Ya he dicho que el que tiene la barriga llena no se acuerda del que la tiene vacía. La gente tiene que comer, no se puede parar ahí de momento.  Las cosas son muy difíciles, muy difíciles. Mucho más de lo que nos creemos.

   Yo he nacido en el campo y he vivido en el campo, he sido transportista y he hecho de todo, y estoy trabajando en el campo. Tengo 65 años ya. Y las cosas son muy difíciles. Ahora, darle solución, por ejemplo, un problema que te voy a poner: ahora mismo hay que ampliar la carretera del Barrio Nuevo, ¿qué pasa?. Con las cercas hechas en el mismo filo de la carretera: ¿cómo le damos solución a eso?, y hay que darle una solución. Vendrán los problemas, que si que hijo de puta es el que está gobernando, que si esto, que si lo otro. Pero hay que darle una solución.

   Entonces, ¿qué ocurre con la gente del campo?. Que hay que darle solución, que tendrán que aportar también, por supuesto que sí, porque es muy fácil decir  tengo tres apartamentos, tengo cinco, tengo una casa, tengo dos... y no aporto nada. En la Fuente del Gallo han tenido que aportar también. Tendrán que aportar todas las Administraciones, tendrán que aportar todos. Ahora, lo que no es posible es que los demás ciudadanos del pueblo, que hayan pagado todos sus impuestos, ahora tengan que aportar una parte para solucionar los problemas del campo. Entonces, hay que ser solidarios e intentar por todos los medios darle una solución. Yo estoy de acuerdo con Chano, estoy de acuerdo con Almazo, por supuesto. Pero a las cosas hay que darles soluciones fáciles, y no intentar hacer castillitos de arena que después se caen, que son gigantes con los pies de barro. Y si no, acordarse de estas palabras.

PÚBLICO 7 (Eva Leal):

  Yo he estado en algunas de las ponencias que se han discutido estos días. El tema de debate es sumamente interesante. Dentro de las reflexiones que se han hecho hoy aquí y que se han hecho en días anteriores, hay muchas acertadas.

   En Conil hay un sentido de la propiedad muy particular, arraigado en todos y cada uno de los ciudadanos de este pueblo. En Conil hay un diseminado minifundista.

   ¿Qué es lo que pasa?. Que en los últimos 15, 16 años ha habido un proceso de especulación terrible con el precio del suelo. Terrible, horroroso, también en Conil, por qué no... Y el Plan General de Ordenación Urbana no se ha aprobado definitivamente hasta diciembre de 2004, y que ha ido a trancas y barrancas desarrollándose. Y durante todo ese tiempo que se ha tardado en elaborar el Plan General ha ido creciendo la demanda del suelo, para primera y para segunda vivienda, porque tenemos una serie de características naturales que a todos les gusta. A los que vivimos aquí nos gusta y no nos queremos ir de aquí y a los que vienen de fuera también les gusta y quieren vivir aquí. Y se ha dado una situación: la de que hace 10-11 años una vivienda en Conil, un piso de 70 metros cuadrados, valía 10 millones de pesetas, con su plaza de garaje, y hoy vale 40 millones de pesetas un piso con 50 metros cuadrados, en una zonas que la mitad del año suelen estar vacías. Tenemos ejemplos de urbanizaciones nuevas, dentro del pueblo, como el Molino de Viento. Es una urbanización fantasma, no hay gente.

   Entonces, todo este compendio de situaciones provocan que la persona que tiene ese terreno, esos 8.000, 9.000, 12.000 metros de tierra, y cuyos hijos ya lo han abandonado, porque ya no lo cultivan, pero trabajan en otro sitio, en la construcción, en el sector servicios, en profesiones liberales... porque, afortunadamente, todos no tienen que seguir viviendo de la misma manera que vivieron sus padres y tienen una oportunidad nueva para elegir, se encuentran con la disyuntiva de ¿me gasto los treinta y tantos o los cuarenta millones de pesetas en Conil o uso aquel suelo que es mío, para obtener de una manera más rápida, que la de esperar a la construcción de viviendas sociales –que tal y como ha dicho antes M. Angel López, han tardado casi diez años en poderse desarrollar? Evidentemente, desde el punto de vista político el Partido al que yo represento (PSOE) podría hablar de muchas cosas, pero no voy a hacer demagogia, desde luego.

   Y tenemos un problema social porque hemos mirado todos hacia un lado, por la necesidad, por la situación, por la coyuntura, porque hay un artículo de la Constitución que dice que todos tenemos derecho a una vivienda digna. Y se han hecho esas construcciones. Y ahora, ¿qué vamos a hacer? ¿Seguir mirando hacia otro lado?, cuando las fosas sépticas están al lado de los pozos abiertos con los que se riegan las lechugas y los tomates que vendemos como productos de primera calidad en toda Europa...? ¿O le vamos a poder poner solución? Y la solución pasa por la regularización.

   Y para hacer la regularización de estos núcleos de viviendas, que no son consolidados, que no son urbanos, pero que están dentro de un terreno agrícola, pasa porque aporten las administraciones públicas, pero por una voluntad del poder político y del poder público que ostente el Ayuntamiento, que además es la administración más cercana al ciudadano, de sentarse con todos y cada uno de los vecinos y dejar claro cuál es el mecanismo. El mecanismo es que aporten todos, y explicarles que en el pueblo el que urbaniza construye el saneamiento, pone la electricidad y el teléfono. Y decir: vamos a acabar con los problemas que hay creados en todo este sentido: todo el mundo tiene derecho a tener un carril, y un teléfono, y luz...  

MODERADOR:

   Yo creo que hacia las 9.30 es buena hora para ir acabando. Vamos a dar un último turno de palabra. Tengo algunas aquí pedidas... ¿Alguien más quiere hablar?...

PÚBLICO 3 (Miguel Ángel López):

   Yo creo, y así lo transmitiré al Equipo de Gobierno, que creo que esto está siendo positivo. Yo estoy de acuerdo con Chano, con Lola no estoy de acuerdo en lo que dijo al principio, porque el que se lleve agua al campo, el que se lleve luz, se lleve teléfono, se mejoren las comunicaciones... es porque hay personas y hay que darle unas soluciones. Y por ejemplo, el tema del agua es un tema de salud pública, el tema de las fosas y  que está el agua contaminada... entonces, hay que aportarles unas soluciones.

Y mediante el diálogo es como se pueden solucionar algunos de los problemas, no todos, algunos. Y el único diálogo pasa, yo estoy de acuerdo con lo que decía Eva, es decir, sentarse todo el mundo y elaborar un buen Plan del Diseminado. Entonces, yo os pediría a las Asociaciones que, en alguna forma, ejercéis una presión con el Ayuntamiento que procuréis que todo esto se acelere, es decir, que el diálogo empiece, cuanto antes mejor, sabiendo los pasos que hay que dar. Ya se han encargado estos trabajos, pues, estar encima de ello y acelerar para que la cosa vaya lo más rápido posible.

   Otra cosa, el Plan General de Conil yo creo que se está desarrollando, lo que es en el entorno del pueblo, bien y rápido. El pueblo está consiguiendo unos servicios que en la vida los hubiese tenido si no hubiese habido un desarrollo del Plan. En el caso del diseminado, está viniendo atrasado, objetivamente es así, no hay por qué negarlo. Quizá el Plan del Diseminado debería estar ahora en período de trabajos. Bueno, se está con esa voluntad, y yo creo que en ese sentido nos tenemos que implicar todos.

   Y también tengo que decir otra cosa: desde el año 91, el Ayuntamiento de Conil está invirtiendo en el campo en servicios generales.. Los anillos de agua, que se han aprovechado ahora con los depósitos de agua, con el concurso del trabajo del Ayuntamiento, de la Diputación y de la Junta de Andalucía. Todo el asfaltado de los carriles es un esfuerzo que está haciendo el Ayuntamiento, junto con la Junta de Andalucía. Toda la iluminación que se está haciendo y tal es un esfuerzo que se está haciendo... El agua de Las Parcelas viene de fondos europeos, es decir, que las inversiones históricas que se están haciendo desde el año 91 en el campo, porque es objetivamente así, que es cuando se empezó a trabajar... Todo el desarrollo de los carriles, es decir, la urdimbre actual de los carriles principales es una decisión que se tomó, prácticamente, con la Reforma Agraria de Medina Sidonia. Vosotros sabéis cómo se empezó... Es decir, que el Ayuntamiento está trabajando... Yo estoy hablando del 91, con un ayuntamiento de otro signo político que actualmente. Y yo creo que va a seguir trabajando esté quien esté, por solucionar esos problemas. Pero que tiene que ser con diálogo y –como decís todos- con la aportación de todo el mundo. Es quizá la mejor conclusión que se puede sacar.

JUAN ALMAZO:

   Yo creo que la gente que vive en el campo de Conil, generalmente son conscientes de que viven en el campo y, contradiciendo un poco a Juan, que en el tema de que exigimos mucho... Yo creo que somos conscientes de que vivimos en el campo, la mayoría. Y tampoco pedimos el oro y el moro. Lo que solemos pedir como colectivo, servicios de saneamiento, es normal que se pida, porque es que el saneamiento es un gran problema para los acuíferos y para todo lo demás... Es que vemos 20.000 cubas en la carretera todos los días, eso está ahí. Eso es un problema que está ahí; esto es un servicio que es normal que se pida. Y el agua corriente es normal... Correos: si la persona vive ahí y todos los gobiernos que han estado en el municipio han permitido que se vayan construyendo las casas, la gente viven ahí, y el correo tiene que llegar... Y es normal que se exija que el correo funcione bien. Y yo no creo que se pidan más servicios que saneamiento, correos, que los niños tengan una parada de autobús cubierta, que faltan muchas paradas escolares cubiertas, y cuatro cosas más... No pedimos aquí un pabellón deportivo y una piscina...

   Y termino: la conciencia creo que es muy importante, como dijo Manolo, y que se puede fomentar a través de los colegios, la educación, campañas, etc. Eso es muy importante. Las actividades que organiza La Laja..., pero la legalidad ante todo, porque si no, todos queremos vivir en el campo y tener las gallinas y los pollos, porque eso es muy bonito, porque los que antes queríamos vivir en la urbe ahora queremos el medio ambiente, la calidad de vida...

   Vamos a ser reales, hay que ordenar... de la forma que se haga. Yo no digo que se haga de una forma o de otra. Para eso están los técnicos. Tampoco parar y tampoco demoler, ¿no?. Porque si no, que demuelan Bahía Sur, que demuelan Las Beatillas y demuelan Montenmedio.

PÚBLICO 8:

   Pero como sigamos así, dentro de nada no tenemos campo, y en el campo ha vivido gente desde antiguo, de toda la vida, pero la mayoría de las casas que se están haciendo ahora son de segunda residencia o de gente que la hacen para especular, para venderla y para ganar dinero. Y entonces tiene guasa que yo me haya hecho una casa en una urbanización, haya pagado todos mis gastos... y ahora llegue un listo y le venda a otro, y gane 20 millones, de mano a mano, o el otro, que se hace la casa para tenerla de segunda residencia. Viene aquí de Cádiz o de Sevilla, y le pagamos todo, el carril, el agua...

ANTONIO SANTOS:

   Para Carmen: no se puede decir que hay Monte Público, público, y Monte Público pero que no es público, que es privado; eso yo no lo entiendo. Que puede haber propietarios dentro del Monte Público, claro que sí, como hay propietarios en Los Alcornocales; pero los propietarios no pueden hacer con su propiedad lo que quieran. No pueden... La Constitución española habla de la función social de la propiedad, no sé si lo habrás oído. Eso quiere decir que la propiedad tiene unas servidumbres sociales, que hay que cumplir con ellas. No es el capricho del propietario. El propietario no puede hacer lo que quiera con su propiedad. Si tú tienes una propiedad en Monte Público, podrás disfrutarla, si eres una enclavada histórica, o tu familia, y tendrás derecho a vivir en esa vivienda... Nadie está proponiendo tirar eso. Nadie, ni yo el primero. No. Estoy diciendo que hay gente que tiene propiedades en el Monte Público, que está parcelando el Monte Público, aunque sea suyo, y está vendiendo a otro. Eso no se puede hacer.

CARMEN MUÑOZ:

   ...Pero habrá que tener escrituras, cuando antes no se ha podido, y ahora se puede...  

ANTONIO SANTOS:

   ... Los Ayuntamientos tienen la obligación de denunciar esa ilegalidad ante la Fiscalía de Medio Ambiente.

CARMEN MUÑOZ:

   Totalmente.

ANTONIO SANTOS:

   Y, por último. Evidentemente, que lo mío es mío, como Las Parcelas, por ejemplo. Las Parcelas, se regalan como quien dice, a gente que por supuesto las ha trabajado. Y ahora: la primera condición es que en 10 años eso no se puede vender, ni se puede parcelar. Pero hay muchas que se están parcelando y construyendo ya... Eso tenéis que controlarlo, vosotros.

   Entonces, yo, para terminar, decir simplemente una cosa: estas Jornadas a mí me han parecido muy interesantes. Creo que hay que hablar mucho más de esto, entre todos. Yo creo que podemos acercar mucho posiciones, entre todos. Es la idea. Nadie quiere imponer la verdad a nadie. Nosotros podemos dar nuestra opinión, que es la de una modesta Asociación, que tiene como finalidad la defensa del Patrimonio Natural y Cultural. Y que tenemos nuestra opinión, que no es la verdad, ni lo pretendemos. Lo nuestro es dar una visión, una visión más, que por supuesto hay que contrastar con todo el mundo, y llegar a soluciones comunes. Está claro.

CHANO GIL:

   Simplemente, mi valoración, como presidente de una Asociación, creo que ha sido muy positiva esta reunión... Y lo que tenemos que... Miguel Angel ha dicho una cosa muy importante: que el Ayuntamiento, el Alcalde y todos, con las Asociaciones... se conjunten entre todos para solucionar este problema, que es un problema que tenemos, y que tenemos que solucionarlo entre todos. Y que tenemos que tener buena armonía sobre estas cosas, no mal carácter del uno contra el otro, sobre lo legal y lo ilegal... sino solucionar los problemas. Y creo que este debate de hoy a mí me ha gustado, creo que ha sido muy positivo, y felicitar a La Laja por él y simplemente decir que hay que seguir trabajando de esta manera, pero con mano dura y también con mano flexible. Hay que mirar partes y partes, porque son muchos casos y no se puede olvidar. Y que el campo es muy importante y mucha de la riqueza de Conil.

MODERADOR

   Bueno, hasta aquí ha llegado el último turno de palabra... Como hay dos personas que pueden haberse sentido aludidas, les puedo dejar una muy breve intervención ... Pero antes hay una señora que ha pedido la palabra y no ha hablado aún... te regaría brevedad...

PÚBLICO 9:

   Simplemente, valorar como muy positiva... Estas Jornadas son una de las tantas que se han organizado. Siempre son enriquecedoras. Es muy importante la cantidad de personas que estamos aquí hoy. Valoro como extremadamente positivo el continuar a encontrarnos, a concienciarnos, porque el problema existe, las soluciones las hay, lo legal y lo ilegal no son compatibles porque son contraste de intereses, y hay intereses e intereses... Todas las veces que pongamos en evidencia que el que está legal paga el pato por el que está ilegal, hay que tenerlo en cuenta. Hay que solucionarlo. Seguramente que con el diálogo y la conciencia ciudadana, más participativa... Nos ayudará a salir del “impasse”, no sólo para esto, sino para los demás temas de protección de las cosas interesantes que tiene en proyecto el Ayuntamiento de Conil... Me refiero al tema de la protección del Paraje Natural de El Prado-Castilnovo, pero no lo tocamos ahora... Digo: hay muchas cosas interesantes que se pueden seguir debatiendo... El pueblo con el campo y el campo con el pueblo. Somos todos uno.

PÚBLICO 7 (Eva Leal):

   Yo voy a ser muy breve. Voy a hacer una reflexión: no estamos diciendo que amparemos la ilegalidad: lo que estamos diciendo es que hay una situación real que existe y hay que ponerle remedio.

   ... Efectivamente, estaba hablando antes de unas reglas del juego...  y un diálogo. Ver qué es lo que queremos hacer, cómo, y que todos tenemos que aportar, todos.

JUAN C. ALMAZO :

   Yo, quince segundos: repetir, recalcar, que estoy muy contento de que la Asociación de La Laja haya organizado estas III Jornadas para resolver un problema que todos, yo creo que todos, hasta el que se hace una casa ilegal es consciente de que está haciendo una ilegalidad. 

cerrar